Apoyamos la Huelga Feminista

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Filament.io 0 Flares ×

» Más información en la web: hacialahuelgafeminista.org

HACIA LA HUELGA FEMINISTA

Al grito de “ni una menos, vivas nos queremos” paramos, el año pasado, millones de mujeres de todo el mundo.

Este año queremos llegar más lejos y hacer una huelga más amplia, una huelga que va más allá de lo que se identifica como huelga laboral. Porque las mujeres participamos en todos los espacios de la vida, y la huelga tiene que alcanzar no sólo el trabajo asalariado, también pararemos nuestro consumo, el trabajo doméstico y los cuidados, y nuestros estudios, para demostrar que si nosotras paramos se para todo, ni se produce ni se reproduce. A eso llamamos Huelga feminista.

Formamos parte de las luchas contra las violencias machistas, por el derecho a decidir sobre nuestro cuerpo y nuestra vida, para que se reconozca el valor, la dignidad y los derechos del trabajo doméstico y de cuidados, por la justicia social, la vivienda, la salud, la educación y un planeta sostenible. Porque somos pacifistas y estamos contra las guerras y las fronteras que desprecian la vida de miles de mujeres, niñas y niños y hombres Y queremos unirnos para organizar la vida, la economía y las relaciones de otra forma.

Y queremos que sirva también para que podamos reflexionar entre todas y todos qué podemos hacer para cambiar esta situación tan injusta.

VIOLENCIAS

Porque nos faltan todas las mujeres que han sido asesinadas por el hecho de serlo, víctimas de feminicidio. Porque miles de mujeres sufrimos malos tratos por parte de nuestras parejas o exparejas que siguen creyéndose dueños de nuestros cuerpos. Porque nos violan los hombres que se creen dueños de nuestros cuerpos y nos anulan como personas al amparo de un Estado que lo tolera y no nos protege y de una sociedad que no les responsabiliza.

Las violencias machistas son una forma de dominación, que no nos permite ser autónomas, dueñas de nuestras vidas y nuestros cuerpos, nos impide el simple hecho de caminar por las calles sin miedo. Por eso gritamos BASTA a todas las violencias que sufrimos en todos los ámbitos y espacios de nuestras vidas: en el hogar, el trabajo, los espacios públicos: transporte, calles, plazas; con la pareja, la familia, el entorno laboral, la sociedad y las instituciones del Estado.

CUERPOS

Para nosotras es fundamental conseguir ser dueñas de nuestros cuerpos, nuestros deseos, nuestras decisiones y para esto necesitamos un Estado que garantice nuestras libertades y derechos, una sociedad que respete y una iglesia que no se inmiscuya.

Que nuestros derechos sexuales y derechos reproductivos estén reconocidos y sean efectivos para TODAS las mujeres, independientemente de la edad, la condición de migrantes, nuestra identidad sexual y de género.

Queremos que las lesbianas, bisexuales y mujeres trans dejemos de vivir una situación de invisibilización y de discriminación. Que se reconozca que no existe un modelo único de familia.

FRONTERAS

Nos reconocemos diversas, nos unimos en la lucha común contra la violencia racista que está presente en las calles, en los centros de trabajo, en nuestros barrios y en nuestras actitudes. Contra las leyes de extranjería y los CIEs que criminalizan y niegan derechos a mujeres migrantes dejándolas en situación de mayor vulnerabilidad.

No queremos fronteras que dejan a las mujeres, niñas y niños que se mueven por guerras, causas económicas, sociales, medio ambientales, sometidas a explotación, violencia sexual, trata y abusos de todo tipo. Y queremos que el Mediterráneo deje de ser una fosa.

ECONOMÍA

Queremos un modelo económico nuevo, social y ambientalmente sostenible, que defienda a las personas frente al patriarcado y al capitalismo que imponen su lógica de beneficio y acumulación, generando desigualdad, relaciones de poder y destrucción de recursos.

Somos las mujeres las que realizamos los trabajos domésticos y de cuidados, imprescindibles para la reproducción social de la vida, en condiciones de precariedad creciente, asumiendo recortes en salud, servicios sociales, educación y dependencia. Somos nosotras las que ponemos la vida en el centro, defendemos vidas dignas con acceso a todos los recursos en condiciones de igualdad y sostenibilidad ambiental, condiciones laborales justas sin brecha salarial de género, somos las que buscamos facilitar lo comunitario: las relaciones vecinales y la gestión y el uso compartido de bienes que generen entornos donde sea fácil construir el apoyo mutuo.

HUELGAS

HUELGA DE CUIDADOS

Queremos parar de cuidar, pero, por otro lado, también queremos reivindicar los cuidados en sí mismos. Queremos parar para que los cuidados no recaigan solamente en nosotras. Algunas cosas que podemos hacer:

  • Hablar con las personas de tu entorno, amig@s, familia, sobre cómo distribuir el trabajo de cuidados y doméstico de forma equitativa, a partir de la semana del 8.
  • Organizar el cuidado colectivo de las y los pequeños para el día 8.
  • No encargarte el día 8 de las tareas domésticas: cocinar, limpiar, lavar, tender, planchar, etc.
HUELGA LABORAL

Una huelga laboral significa no realizar el trabajo asalariado en empresas, comercios, fábricas, servicios públicos de salud, educación, cuidados, educativos. Como si durante esta jornada desapareciéramos físicamente de todos esos espacios que ocupamos. Podemos hacer:

  • Campañas en los centros de trabajo, explicando las razones de la huelga, debatiendo sobre la situación laboral de las mujeres en tu sector, haciendo asambleas y reuniones informativas sobre la huelga por parte de los comités de empresa y las secciones sindicales.
  • Infórmate de las cuestiones legales.
  • Si eres trabajadora del hogar, migrante sin papeles, empleada de un pequeño comercio y no puedes parar ese día también puedes organizar actividades para dar a conocer la huelga.
HUELGA DE CONSUMO

Queremos parar de consumir, parar los mercados de nuestros barrios y pueblos. También queremos construir estrategias de consumo alternativo, que respeten nuestros derechos y nuestras vidas. Estas son algunas ideas que podemos seguir:

  • Proponemos no comprar ni consumir ningún producto o servicio, más allá de los imprescindibles para la supervivencia de ese día (electricidad, transporte, agua, etc.)
  • Evitar el consumo en comercios donde las mujeres se encuentren en unas malas condiciones laborales y vitales.

Queremos que se respeten los derechos de las trabajadoras. Sabemos que con dejar de consumir un día no realizamos un gran cambio, por eso durante todo el mes de marzo invitamos a realizar un consumo consciente y sostenible.

HUELGA ESTUDIANTIL

Queremos parar en los colegios, institutos y universidades; porque la enseñanza en todas sus etapas es el principal espacio de socialización en el que se reproduce el actual sistema capitalista y patriarcal y está muy lejos de ser un espacio en el que se crece en equidad e igualdad social. ¿Cómo proponemos hacerlo?

  • No asistir a clase el día 8 de marzo. ¿Tienes un examen o una clase en la que controlan asistencia? Recuerda que tienes derecho a la huelga: habla con el equipo directivo de tu insti y con el equipo rectoral de tu uni para solucionarlo.
  • Organiza acciones y pasacampus para el día de huelga. Informa y debate sobre la situación de las mujeres estudiantes: cuestionamiento, humillación, invisibilización, acoso en las aulas, etc.
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Filament.io 0 Flares ×

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


*